7 estrellas de Hollywood que tuvieron muertes trágicas

Todos vamos a morir. Es la ley de la vida, sin embargo, ningún ser humano está preparado para el fin de su viaje terrenal. Este hecho provoca que la desaparición física de personas, y más aún famosas, sea un completo impacto para la opinión pública. Las partidas en plena etapa de la juventud de distintos actores o actrices célebres permanecen en el recuerdo de los fanáticos del mundo cinematográfico y no se olvidan. Hoy te traemos una curiosa lista con 7 estrellas de Hollywood que tuvieron muertes trágicas.

#1 El misterio Monroe

Si a su deceso inesperado se le suma un gran misterio, Marilyn Monroe sería la protagonista de una película de terror que bate el récord de taquilla. La actriz de cine lleva más de medio siglo bajo las sombras de una muerte no esclarecida y varias hipótesis se han manejado.

Lo cierto es que la versión que se oficializó durante mucho tiempo ha perdido fuerza. El “posible suicidio” por envenenamiento con barbitúricos (al principio del cuento) ha cambiado, al parecer, a un conflicto de intereses.

Un ex agente de la CIA llamado Norman Hogdes confesó, en abril de 2015, haber asesinado a Marilyn con una inyección letal porque podía pasar “información estratégica a los comunistas”.

Según la agencia, ella mantuvo relaciones sexuales tanto con John F. Kennedy, presidente de EE.UU., y Fidel Castro, líder de la Revolución Cubana.

Por otro lado, el libro “Marilyn Monroe: A case for murder” de Jay Margolis indica que la muerte de la “sex symbol” estuvo a cargo del hermano de Kennedy, Robert, a fin de que la actriz no hiciese pública la relación con ambos. Sea cuál sea la realidad es una muerte envuelta de dudas y especulaciones.

#2 El “piloto” Paul Walker

Ninguna paradoja de las canciones de Arjona hubiese podido igualar a la que marcó los minutos finales de este actor. ¡Qué ironía! Aquello que lo lleva a la fama y le había brindado grandes fortunas, le arrebata la vida, así sin más.

Una escena tan reiterada en la saga “Rápidos y Furiosos”… Esa de automóviles volcados, en llamas o el fallecimiento del piloto –o copiloto- se hizo realidad en noviembre de 2013. El Porsche en el que iba con un amigo se estrelló y se consumió en fuego, sí, el fiel compañero de carreras de Toretto, Brian O’Conner no pudo en la última recta más importante de su vida. Dejó, sin duda, una saga a la deriva.

#3 Sharon Tate: víctima de una secta

Una mujer sufrida, llena de inseguridades y un solo verdugo reiterativo: los hombres. Parece el perfil perfecto para encarnar un personaje, pero fueron tres realidades de la actriz Sharon Tate.

Sin tomar sus problemas maritales, con el también actor Roman Polanski, fue el blanco equivocado. Una venganza no dirigida a ella sino a unos productores musicales que les rentaban la casa a la pareja.

El destino no puedo ser más fatalista: Un grupo llamado “La Familia”, una mente macabra de nombre y apellido (Charles Manson) y 16 puñaladas dirigidas a la artista y su hijo -aún en el vientre-. Fue, y ha sido hasta hoy, un hecho trágico para la esfera hollywoodense.

#4 Brandon Lee y el disparo fuera de guión

Las imprudencias salen muy caras en muchas oportunidades y es lo que sucede con esta historia. El hijo del experto en artes marciales y actor, Bruce Lee, nunca pudo sacar a relucir la genética de su padre para defensa propia, y menos, ante una bala accidental en 1993.

Un encargado del set, en el cual se grababa una escena de la película “El Cuervo”, dejó una bala en un revólver y al comenzar la filmación, el arma se disparó provocándole una herida abdominal. Murió tiempo después en un hospital.

#5 La depresión de Robin Williams

El frase “caras vemos, corazones no sabemos” pudiese entrar en la lista de clichés, pero es verídica y más aún, en Hollywood. Esto sucedió con Williams, quien tenía un historial de consumo de alcohol y drogas (supuestamente controlado) junto con unos cuadros depresivos complicados de manejar.

Tales secuelas a nivel emocional, lo llevaron a acabar con su vida. Se ahorcó con un cinturón en su habitación e impactó a sus admiradores.

 

#6 El fin del rebelde sin causa

A veces el ser humano tiene presentimientos y, quizás, fue lo que le ocurrió a James Dean. 17 días antes de morir realizó un anuncio dirigido a jóvenes para que condujeran con prudencia, pero Dean cambió el eslogan a un mensaje que decía: “Recuerden, conduzcan con cuidado, porque la vida que salven puede ser la mía”.

Su sentir se volvió realidad. Un Ford impactó el Porsche Spyder 550 en el que iba y le quitó la vida de inmediato.

#7 El eterno Guasón

El australiano Heath Ledger fue una víctima más de la lista más temida en Hollywood: sobredosis. Sin embargo, su impacto fue mayor porque poco tiempo antes había conseguido hacer su interpretación más sublime encarnando al villano de Batman.

El mundo incrédulo y premiaciones póstumas rodearon la muerte del actor.
¿A cuál de estos artistas admirabas? ¿Cuál de estas muertes trágicas en estrellas de Hollywood te impresionó más? Siéntete libre de dejarnos tus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *