Canadá: los reyes de la migración

Pareciera que durante muchos años Canadá era un país que ni hacía, ni deshacía, estaba, pero no estaba. No brillaba ni económica, ni deportiva, ni políticamente. Sin embargo, actualmente está dando de qué hablar, hoy el mundo lo ubica no sólo en el mapa, sino en el plano protagónico por sus políticas públicas y, sobre todo, su sistema migratorio.

A lo mejor, la gran ventaja de Canadá es que al norte no tiene nada más que hielo y al sur tiene un presidente con corazón de hielo con lo que no dan ganas de entrar a Estados Unidos, lo que ha provocado que sus gobernantes y sus ciudadanos tengan que ver por su país y por nadie más.

Actualmente, Canadá tiene uno de los mejores sistemas migratorios del mundo, tanto que ha servido de ejemplo para muchos otros países. Probablemente eso ha ayudado a ponerlos aún más en la mira del mundo. Aquí te van cinco razones por las que creemos que Canadá tiene el mejor sistema de migración

 

#1 No es un sistema improvisado, lleva años con el proyecto

Durante los últimos veinte años Canadá ha buscado que las mentes más brillantes y los mejores seres humanos se muden a este país, por lo que ha implementado un sistema de puntos.

Esto surgió hace 40 años, cuando el país de la hoja de maple tenía serios problemas económicos y se ahogaba en una crisis muy fuerte. Para resolver el problema de la falta de mano de obra calificada, el gobierno canadiense decidió abrir sus políticas económicas al mundo.

Actualmente, Canadá utiliza un sistema de manejo de solicitudes llamado Express Entry, sin embargo, para poder aplicar en el Express Entry, primero se debe haber aprobado en el Programa de Trabajadores Calificados, Ocupaciones especializadas, experiencia canadiense o en el mejor de los casos, tener una oferta de trabajo en Canadá.

A pesar de lo selectivo que puede llegar a ser el sistema migratorio, para Jonathan Tepperman, editor de Foreign Affairs, Canadá se ha convertido en uno de los países más receptivos del mundo.

#2 Su sistema no es descabellado, incluso, es bastante coherente

En 1967 Canadá se convirtió en el primer país en adoptar una política migratoria basada en puntos.

Para calificar como inmigrante debes cumplir con un mínimo de 67 puntos, mismos que se obtienen con los antecedentes académicos, el dominio de idiomas, así como la experiencia laboral, entre otros.

Además, se deben someter a exámenes médicos desde su país de origen, exámenes que deberán ser avalados por médicos canadienses.

Por otra parte, volviendo un poco al tema de Express Entry, si bien, mediante este sistema el gobierno de Canadá no garantiza que quienes lleguen a su país obtengan un trabajo, sí permite que quien cumpla los requisitos llegue, busque un empleo y se establezca.

Lo mejor de todo es que no tiene una profesión predilecta para aceptar extranjeros en el país, pues considera que la posibilidad de emplearse depende enteramente de las capacidades de quien lo solicita.

 

#3 Su proyecto ya se ve reflejado

Las cifras no mienten, Canadá tiene una tasa de inmigración per cápita es cuatro veces mayor que la de Francia, y su porcentaje de residentes extranjeros es dos veces mayor que el de Suecia.

En lo que va del siglo veinte, la población canadiense ha aumentado en un 13 por ciento y tan sólo el año pasado, según cifras de Statistics Canada, había más de 35 millones de personas, lo que representa un incremento acelerado en la demografía gracias a la inmigración y el crecimiento natural de las propias familias extranjeras.

Por eso, no es raro que el 80 por ciento de la población canadiense, incluidos los inmigrantes, vivan a menos de 150 kilómetros de la frontera sur sin dejar a un lado, por supuesto, que ciudades como Quebec, Otawa, Toronto o Montreal también concentran mucha población.

Es decir, Canadá está de moda y no es casualidad. El rumor de que es el mejor país para vivir cobra fuerza y las cifras lo demuestran.

 

#4 El gobierno escucha a su pueblo, hasta en temas migratorios

Recientemente, el gobierno canadiense realizó una encuesta entre sus ciudadanos para hacerlos parte del tema migratorio a través del Ministerio de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de este país.

La consulta es a nivel nacional y aunque ya se hacía con anterioridad, por primera vez se tomó en cuenta a la ciudadanía, pues se busca mayor involucramiento en el tema para que den a conocer sus opiniones, lo que será fundamental para las décadas venideras y la proyección que busca esta nación.

En la consulta se les pregunta acerca de la modernidad del sistema migratorio, de la diversidad étnica del país o del número de inmigrantes que deben tener anualmente. Además, representantes del gobierno se reúnen constantemente con organizaciones no gubernamentales para conocer su opinión, escuchar sus observaciones y tomarlas en cuenta.

Esto es de suma importancia, pues al tomar en cuenta al pueblo, Canadá logra un gobierno de inclusión en un tema tan importante y controversial como el de la migración, es un “ganar-ganar”, pueblo contento, gobierno de apertura, migrantes felices.

 

#5 Donald Trump lo aprueba

Sí, aunque no lo creas, a Donald Trump le gusta la forma en que Canadá se maneja con sus migrantes.

Ante su primera aparición ante el congreso de los Estados Unidos, el presidente Trump alabó el sistema migratorio canadiense y dijo que es admirable, aunque seguramente lo dijo por la parte “selectiva” y no por la parte humana.

Es bueno que países como Estados Unidos se fijen e intenten imitar el sistema migratorio canadiense, sin embargo, no parece ser buena idea con Trump en el poder porque se volverá un país aún más excluyente, racista y discriminador.

Al parecer, Canadá está haciendo bien las cosas, supo salir de una crisis y ha comenzado a ganarse un lugar dentro de las economías emergentes. Además, tenemos que decirlo, su presidente, Justin Trudeau, es adorable.

 

Hay un dicho que dice más o menos así: “si luce como un pato, camina como un pato y suena como un pato, entonces es un pato”. Aquí aplica lo mismo, si la gente, los intelectuales, los ciudadanos, las cifras y el mundo entero piensa que Canadá es el mejor lugar para vivir, tal vez debamos ir considerando mudarnos al norte del continente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *