Nuestros héroes de 4 patas

El pasado martes 19 de septiembre México sufrió un sismo de 7.1 grados en la escala Richter que devastó distintas zonas en CDMX, Morelos, Puebla, Estado de México, Oaxaca y Guerrero afectando a miles de personas.

Miembros de la sociedad civil corrieron hacia el punto más cercano para auxiliar a otros recogiendo escombros y buscando señales de vida. Días después las labores no paran.

Aún faltan muchas personas por localizar en los más de 40 derrumbes que ocurrieron en la CDMX; sin embargo, como un halo de esperanza han sido rescatadas varias personas por héroes de 4 patas, a quienes hace falta reconocer su ardua labor.

Héroes de 4 patas

Dentro de todos los héroes que surgieron desde el 19 de septiembre y que se siguen sumando, debemos contabilizar también a decenas de perros rescatistas que trabajan sin cesar buscando a quienes permanecen bajo los escombros.

Los perros han acompañado a las personas por siglos y desde que fueron domesticados, estos seres peludos han ayudado al ser humano en todo tipo de tareas desde pastoreo y caza hasta rescate.

El instinto de casa, presa y búsqueda, además de su empatía y sensibilidad ante el sufrimiento humano convierte a los canes en seres perfectos para formar parte de los cuerpos de rescate.

¿Qué can puede ser perro de rescate?

Aunque tanto perros de raza como mestizos son utilizados para estas tareas, los que más comúnmente se convierten en perros rescatistas son de tipo pastor alemán, pastor belga malinois, boorder collie, labrador retriever, golden retriever y perro de aguas español.

Los perros rescatistas se entrenan desde cachorros y aquellos con carácter más inquieto pueden ser los más aptos para tareas de búsqueda y recuperación de personas.

Algunas otras características que se busca en los próximos perros rescatistas son:

  • Joven, sano, robusto y ágil, con largas extremidades
  • Valiente, no agresivo y equilibrado
  • Socializado y seguro para no responder ante personas extrañas y elementos perturbadores que estarán a su alrededor
  • Capaz de soportar condiciones desfavorables como el trabajo prolongado, calor o frío extremos, polvo, humo y olores fuertes

Entrenamiento canino

El entrenamiento de un perro de rescate nunca termina, practican continuamente para mantenerse en forma y estar listos para actuar ante una catástrofe.

Se evalúa en ellos deficiencias en su carácter como miedo, nerviosismo, agresividad y angustia, pero, no todo es trabajo para estos pequeños héroes; el juego es una parte muy importante en el desarrollo de sus habilidades.

El entrenador utiliza el objeto que más le gusta al perro y antes de comenzar el entrenamiento la persona que debe encontrar jugará con él para despertar su instinto de caza y motivarlo al máximo.

Una vez que el perro cumpla con su tarea y encuentre a la persona, ésta debe jugar con él nuevamente, de esta forma el animal asociará la búsqueda con la recompensa final.

Una vez entrenados se utilizan para diferentes tipos de trabajos como:

  • Búsqueda forense
  • Búsqueda y rescate en nieve
  • Rescate de náufragos o bañistas
  • Detección de sustancias prohibidas y materiales explosivos
  • Búsqueda y rescate en áreas rurales: bosques, pantanos o montañas
  • Búsqueda y rescate en espacios confinados, estructuras colapsadas o deslaves

Estos animales son entrenados para detectar olores específicos como el aroma de un ser humano,  tomando en cuenta los rastros de las células muertas de la piel, el aroma de los gases respiratorios y aquellos que emanan de los cuerpos en descomposición.

Son muchos los perros rescatistas que han ayudado a México durante el enorme desastre que dejó a su paso el sismo del 19 de septiembre, aquí les rendimos tributo a un par de ellos:

Titán

Este can salvó la vida de 4 personas que se encontraban en el derrumbe de un edificio en la Avenida Álvaro Obregón #286 en la Ciudad de México.

Rex

Un pastor belga que forma parte de la unidad canina de Protección Civil del estado de Colima, logró encontrar a una persona en el derrumbe de calle Coquimbo en Lindavista, Ciudad de México.

Frida

Esta labrador color miel de 7 años es de las más aclamadas en redes sociales por su vasta experiencia en el rescate de 52 personas a lo largo de su carrera. Forma parte del Equipo de Búsqueda y Rescate (BREC) de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) junto con dos pastores belga malinoi llamados Eco y Evil de año y medio de edad.

El terremoto del pasado martes ha dejado mucha tristeza y escombros a su paso por México, pero sin importar cuanto tiempo pase, rescatistas humanos y animales darán todo lo que esté a su alcance para devolver la esperanza a todos los mexicanos.

¡Gracias a todos ellos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *