Las 5 armas biológicas más poderosas

El humano es capaz de crear cosas asombrosas, pero también es capaz de construir inventos que pueden cambiar al mundo para mal. Las armas biológicas son un buen ejemplo de ello, ya que pueden causar un enorme daño en el planeta. ¿Qué tan poderosas son? ¿Se usarán algún día? ¿Qué países cuentan con estas armas? ¿Cuales son las más peligrosas? Veamos las respuestas a esas preguntas.

Antes que nada hay que definir que es un arma biológica (o química) para poder saber de qué se trata. Un arma biológica es “el uso de enfermedades producidas por microorganismos o agentes bioactivos con el fin de dañar o aniquilar a las fueras militares del enemigo, sus poblaciones civiles o contaminar sus fuentes de agua o alimentación”.

Aunque bien, cualquier microorganismo patogénico puede considerarse como arma biológica, no todos tienen la potencia para ser efectivas en su uso. Entre los “requisitos” que tiene que tener están el poder cultivarse en grandes cantidades, poder dispersarse con facilidad, ser muy infeccioso y de preferencia que se pueda contagiar a otra persona. También es “deseable” para los creadores que con una pequeña dosis se pueda infectar a una gran cantidad de personas.

Prohibición de las armas biológicas

Afortunadamente existen tratados para prohibir el uso de las armas químicas. En 1997 entró en vigor la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción, el Almacenamiento y el Empleo de Armas Químicas y sobre su Destrucción. La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas es el organismo encargado de aplicar el convenio de 1997 y de verigicar internacionalmente su cuimplimiento.

Existen 188 países que son miembros de esa organización, y siete de ellos han reconocido contar con armamento químico. Estas naciones son Estados Unidos, Rusia, India, Albania, Irak, Libia y una nación que prefirió quedar en el anonimato. Aunque 3 de ellas (el país anónimo, India y Albania) ya destruyeron todas sus armas químicas. Y también Estados Unidos destruyó el 90% de su arsenal y Rusia el 65%. Siguen existiendo algunas “municiones” de armamento químico, que de ser liberado podría causar una catástrofe mundial. Además, en 1995 la CIA reveló que al menos 17 países fabricaban armas biológicas. Entre los países de la lista de la CIA se encuentran Irak, Bulgaria, India, Rusia, China, Libia, Siria, etc.

Además de los países mencionados, se sospecha que muchas organizaciones terroristas cuentan con armamento químico listo para ser utilizado cuando se requiera. Es por eso que todavía existe mucho temor en el mundo al respecto.

Principales armas biológicas

Si bien existe una gran cantidad de armas químicas, y además se están desarrollando nuevas, existen 5 que son las más peligrosas de todas:

1# Ántrax (Bacillus Anthracis): Esta arma biológica ya se utilizó en la I Guerra Mundial. En el hombre, es una grave infección que se transmite por vía cutánea o aérea, aunque no de persona a persona. Es la más mortífera, ya que mata al 90% de los infectados. Si bien existe una vacuna contra el ántrax, solo se le da a los grupos de riesgo (militares, veterinarios, personal de laboratorio, etc.)

2# Peste Bubónica (Yersinia Pestis): Este agente ya ha provocado más de 200 millones de muertes en toda la historia. Se contagia a través de la vía aérea. Infectan los ganglios linfáticos de las personas, formando los “bubones”. Luego se trasladó a los pulmones, donde la enfermedad se vuelve mortal.

3# Viruela: Aunque la viruela está oficialmente erradicada, puede ser una gran arma biológica. Si bien no es tan mortal como el ántrax (solo el 30% de los infectados muere), se contagia muy rápidamente. Además, puede mutar y convertirse en un agente aún más virulento.

4# Botulismo (Clostridium Botulinum): La toxina botulínica provoca una intoxicación caracterizada por la fatiga, debilidad muscular y trastornos visuales que a menudo es mortal. Se contrae ingiriendo alimentos contaminados y se manifiesta hasta una semana después de contaminarse.

5# Ébola: El virus del Ébola, que recientemente fue noticia en toda África, no tiene ninguna cura y tampoco se conoce la fuente del microorganismo. Se contagia por contacto directo y se replica por todo el organismo, destruye la integridad de los capilares y produce coagulación intravascular diseminada. Después de una semana, el 90% de los infectados mueren.

En caso de que llegase a suceder una guerra química, el planeta se vería muy afectado. Si bien existen tratados que lo impiden, en situaciones de guerra esos acuerdos se pueden romper y llevar a una matanza colectiva. El conocimiento humano es un arma de dos filos, que si no se utiliza bien puede llegar a catástrofes mundiales.

One thought on “Las 5 armas biológicas más poderosas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *