Las casas embrujadas más escalofriantes de la Ciudad de México

Sabemos que en México se han popularizado una gran cantidad de leyendas y mitos urbanos sobre fantasmas. Pero no se habla tanto de las casas embrujadas, las cuales después de siglos de matanzas, terremotos y tragedias épicas, están habitadas por espíritus del más allá que se encuentran atrapados en este plano, sin encontrar la luz que guiará su camino. ¿Te has preguntado, cuáles son y dónde se ubican esas casas? En este artículo se mencionan algunas de las casas embrujadas más terroríficas del país; así como un poco de su historia y de lo que sucede en su interior.

#1 La Casa de la Tía Toña

En la tercera sección del Bosque de Chapultepec, entre árboles y barrancos, muy cerca del panteón de Dolores, se encuentra la conocida casa de la tía Toña.

La gente cuenta que la tía Toña era una anciana con mucho dinero, quien ayudaba a los niños sin hogar, pero sus familiares no la querían y la trataban mal, sólo la buscaban por interés. Con el tiempo al sentirse sola se fue amargando y comenzó a ser dura con los pobres niños a quienes ayudaba, los maltrataba y los regañaba, hasta que un día enloqueció y los asesinó a sangre fría. Desde entonces, su espíritu atormentado ronda por los pasillos de la casa.

 

#2 Edificios de Tlatelolco

No se trata de una casa en sí, sino de una enorme unidad multifamiliar marcada por terribles sucesos a lo largo de la historia. ¿Quién no recuerda la matanza de los estudiantes en el 68? Así mismo, en el temblor del 85 también hubo gran cantidad de pérdidas humanas.

Los habitantes de estos edificios hablan sobre lamentos y sonidos escalofriantes durante la noche; así como presencias que aparecen en los pasillos y escaleras.

Además, en el antiguo edificio de Relaciones Exteriores, actualmente sede del Centro Cultural Universitario Tlatelolco de la UNAM  se han visto sombras, también durante la noche y, por si fuera poco, en la Plaza de las Tres Culturas se perciben personas corriendo hacia la iglesia y a la entrada de los edificios.

 

#3 Casa La Moira, ahora Centro Cultural La Moira

Ubicada en la colonia San Miguel Chapultepec, la casa que lleva el nombre de la casa más embrujada de México, es un lugar lleno de energías sobrenaturales, ya que se dice que ahí se han realizado sesiones espiritistas, y exorcismos; así como rituales satánicos. Hay una historia sobre un niño que por curiosidad visitó la casa en los setenta, y  en efecto tuvo una experiencia sobrenatural que no pudo olvidar durante varios años, por lo que regresó, pero esta vez fue tanta su impresión que se suicidó colgándose dentro de la casa.

#4 La casa de las brujas

En la plaza Río de Janeiro dentro de la colonia Roma, se encuentra el edificio de las brujas, bautizada así por la forma que tiene como una bruja. Además ahí vivía Panchita, la curandera más famosa de México, quien realizaba curaciones con hierbas y limpias; e incluso cirugías sin anestesia, porque se podían escuchar los alaridos de dolor de sus pacientes, entre las penumbras. No se sabe exactamente qué tipo de rituales hacía Panchita o si todos sus pacientes salieron vivos de la casa, ya que se dice que pasar una noche dentro, sería una experiencia de verdadero terror.  

 

#5 La Casa de Don Juan Manuel

En pleno centro de la ciudad de México, justo en la calle de Uruguay, se encuentra esta casa embrujada. La historia habla sobre Don Juan Manuel de Solórzano, habitante de este inmueble, un hombre que conducido por los celos, vendió su alma al diablo para saber si su esposa le era infiel.

Si pasa por ahí de noche ten mucho cuidado, porque podrías toparte con un varón en el portón de dicho edificio, quien te preguntará la hora y si le respondes que son las once de la noche, él te dirá: “¡dichoso aquel que sabe la hora de su muerte!

 

#6 La casa de Cañitas

Una de las casas embrujadas más conocidas en México, llevado incluso a una historia cinematográfica,  se encuentra en la colonia Popotla.

Sucedió en los ochenta, cuando una pareja de jóvenes recién jugaron a la ouija dentro de la casa, junto con otras 5 personas. El juego se convirtió en una terrible tragedia, ya que abrieron puertas que bajaron a un ser de mucha oscuridad, y así fueron muriendo uno a uno seis de los siete participantes del juego de ouija.

 

Así es como llegamos al final de este escalofriante artículo que seguramente te llevó a sentir curiosidad por conocer estas casas embrujadas. Parece una broma tal vez, pero no sabemos con qué nos estamos metiendo y si deseas explorar más a fondo o incluso visitarlas, lo harás bajo tu propio riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *