Los 5 deportistas que acabaron en prisión

El sueño de muchos desde pequeños es la de ser deportista. El futbol es el deporte más común al que se asocia ese sueño en nuestro país, pero en muchas otras disciplinas también se da esta ilusión, pues el deportista es una de las figuras mejor percibidas por la sociedad.

Asociados a disciplina, dinero, salud y buena voluntad, el deportista siempre ha sido admirado, pues de él se esperan éxitos en lo deportivo y buenas acciones en lo personal. Sin drogas, sin alcohol, sin violencia y sin conflictos es como los imaginamos normalmente.

Pero, ¿qué sucede cuando el deporte pasa a segundo plano y de pronto vemos a un deportista que es famoso no por sus logros, sino por sus acciones fuera de la cancha o de su disciplina?, ¿qué sucede si descubrimos que nuestro futbolista favorito cometió algún delito?

Esto no es nuevo, desgraciadamente, pues existen varios casos de deportistas que lo tuvieron todo y acabaron tras las rejas debido a que no supieron llevar un equilibrio entre su vida deportiva, la personal y sobre todo la fama y fortuna.

Por eso, hoy queremos hacer un conteo de los 5 deportistas que acabaron tras las rejas por portarse mal.

 

#1 Carlos Monzón

Carlos Monzón fue un boxeador argentino ex campeón del mundo que vio un cambio radical en su vida luego de que el 14 de febrero de 1988 su segunda esposa, Alicia Muñiz, falleció luego de caer desde el balcón de su departamento.

Tras el incidente, Monzón fue acusado del crimen y condenado a 11 años de prisión poniéndole fin así a una de las más prodigiosas carreras del boxeo argentino.

 

#2 Bruno Fernandes

Fue un futbolista brasileño, portero, de hecho, que militó en la liga de su país como arquero del Flamengo. Desgraciadamente sus excesos y la vida nocturna acabaron con su carrera.

Conoció a Eliza Samudio en una fiesta, una mujer que lo cautivó y se convirtió en su amante, al quedar embarazada el futbolista ideó un plan en 2010. Le pagó mil 700 dólares a un grupo de sicarios para secuestrar a la mujer para que él se quedara con el bebé.

Los hombres contratados por Fernandes no sólo secuestraron a la amante, la violaron, la mataron, le dieron su cuerpo a los perros como alimento y enterraron sus huesos, por lo que Fernandes fue condenado a sólo 4 años de prisión.

 

#3 OJ Simpson

Es, sin duda, uno de los casos más polémicos, mediáticos y conocidos en la historia del deporte. OJ Simpson es un ex jugador de la NFL que fue acusado de asesinar a su esposa Nicole Brown a puñaladas, así como a Ronald Goldman, amigo de ella, en 1994.

El juicio fue visto por más de 150 millones de espectadores y aunque fue declarado “no culpable”, dos años después la Corte de Santa Mónica lo acusó de la muerte del amigo, así como de un asalto a su esposa.

Tras los hechos, Simpson fue condenado a una multa de 33.5 millones de dólares, pero, aunque no cayó de nuevo en la cárcel, su carrera acabó en ese momento.

 

#4 Mike Tyson

PKT5518 – 404489
MIKE TYSON
BOXER
1995
Mike Tyson will taste freedom at 6am tomorrow morning.
Mike Tyson the man we all acknowledge to be the true heavyweight champion of hte world will walk free at six o’clock tomorrow morning here in Plainfield, Indiana, after serving three years of a six year sentence for rape.

Es uno de los boxeadores más polémicos de la historia. Sus declaraciones, su manera de pelear y la forma de ganar y gastar dinero lo hicieron mundialmente famoso. Sin embargo, estuvo en prisión.

En 1992 fue condenado a 10 años de cárcel y cuatro de libertad condicional por abuso sexual en contra de Desiree Washington, quien tenía 18 años de edad en el momento de los hechos.

A pesar de las adversidades, el boxeador sólo cumplió tres años de cárcel, pues sus abogados lograron su libertad.

 

#5 Carlos Valderrama

El famoso “Pibe” fue un futbolista colombiano de la década de los 90 que maravilló al mundo con su manera de pegarle al balón y sus maravillosos rizos, pero también estuvo en prisión.

La diferencia del “Pibe” con los casos anteriores es que el colombiano sólo estuvo encarcelado cuatro días, luego de golpear a un policía. Valdarrama cuenta que la pasó mal en prisión, pues compartió celda con asesinos, delincuentes, narcotraficantes y secuestradores, lo que lo marcó de por vida.

 

Estos casos son sólo una pequeña prueba de que cualquiera está expuesto a las malas decisiones, lo que debemos entender es que hay que pensar antes de actuar pues, como ellos, podemos pasar de tenerlo todo a ver la vida pasar tras las rejas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *