Lugares históricos importantes que por desgracia ya no existen

Existen ciertos lugares que han marcado una huella en la historia de la humanidad, por los acontecimientos que ahí se registraron o por lo que significó en su época. Sin embargo, como todo en este mundo, las cosas cambiaron y algunos desaparecieron, ahora sólo existen en los libros. Guerras, desastres naturales u otros sucesos han terminado con lugares históricos. Sigue leyendo y conoce esta interesante lista.

#1 Jardines colgantes de Babilonia

Construidas en el siglo VI a.C., es considerada una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, como muchas en esta lista. Sin embargo, fueron destruidos en el año 126 a.C. por el rey Evermero. Es una lástima saber que nunca podremos ver qué hubo exactamente ahí dentro.

 

#2 Biblioteca de Alejandría

Considerada una de las bibliotecas más grandes que han existido, llegó a albergar más de 900,000 manuscritos, desde ciencia hasta literatura y poesía. A pesar de que no se han encontrado ruinas de este lugar, existen varios dibujos que simulan la distribución de esta construcción. Se vio afectada por un incendio causado por Julio César, emperador de Roma en el año 48 a. C., pero no se vio derrumbada hasta el siglo III. A pesar de que en el 2002 la UNESCO reabrió una biblioteca en el mismo lugar, no se acerca a lo que era la original.

 

#3 Glaciar Chacaltaya

Este glaciar ubicado en la Paz, Bolivia, era uno de los centros de ski más altos del mundo, Sin embargo, en 2009 todo cambió pues comenzó a derretirse por el cambio climático. Una triste noticia no sólo para los bolivianos, sino para todo el mundo.

 

#4 Torres Gemelas

Uno de los sucesos más memorables y trágicos de las últimas dos décadas de los Estados Unidos fueron los atentados del 11 de septiembre del 2001 en Nueva York,, donde murieron más de 3,000 personas. Actualmente, en ese mismo lugar se construyó un memorial muy emotivo dedicado a las personas que fallecieron durante este triste episodio. A pesar de que las dos torres fueron los centros principales de los atentados, otros cinco edificios resultaron destruidos o gravemente dañados.

 

#5 Ciudad amurallada de Kowloon

Esta ciudad se encontraba en el Hong Kong que depende de Gran Bretaña. Fue demolido en 1993 y albergaba a una población de 50,000 habitantes. Comenzó siendo un puesto de vigilancia contra los piratas, sin embargo, luego se convirtió en esta ciudad amurallada. Cabe destacar que este lugar era territorio de China aunque estaba dentro de lo gobernado por Gran Bretaña. Por ello, sus habitantes estaban en un limbo legal entre las dos leyes.

 

#6 Coloso de Rodas

El Coloso de Rodas era una gran estatua también considerada una de las siete maravillas del mundo antiguo. Fue construida en el año 292 a. C. y solo duró menos de un siglo, ya que fue destruida por un terremoto en el 26 a. C. Estaba dedicada a Helios, dios del sol,  tenía altitud de 32 metros. Su construcción requirió doce años y pesaba 70 toneladas. En el 2015 un grupo de arquitectos anunció planes de construir un Coloso moderno de 15 metro de altura.

 

#7 Faro de Alejandría

Siguiendo con las siete maravillas del mundo antiguo, fue construida en el siglo III a. C. Duró mucho tiempo en pie, ya que fue derribada hasta el siglo XIV por causa de un terremoto. Media la increíble cantidad de entre 115 y 150 metros, lo que la hacía una de las construcciones más altas hechas por el hombre en su época. Al igual que con otros lugares de esta lista, ya existen proyectos para construir un nuevo faro.

 

#8 Salto del Guairá

La traducción al español sería “Salto de las siete cascadas”, vieron su fin en 1982 porque el gobierno brasileño optó por construir una represa hidroeléctrica en ese lugar. ¿Qué tienen de especial? Pues eran las cataratas con mayor volumen de agua por segundo. Se estima que aquí pasaban 49 millones de litros de agua cada segundo. De hecho, se decía que se podía oír el ruido de las cascadas a 30 kilómetros a la redonda. La más grande de ellas medía 40 metros de altura.
Es una pena que estos lugares ya no estén para poder apreciarlos en vivo. Sin embargo, eso no significa que no podamos aprender más de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *