4 Pueblos Mágicos muy cerca de la CDMX

En el año 2001, se denominó a Huasca de Ocampo como “Pueblo Mágico”. La apertura del programa Pueblos Mágicos por parte de la Secretaría de Turismo de México (SECTUR), comenzó una nueva era en el desarrollo turístico del país. Esta nueva estrategia, basada en la idea de proteger las localidades que tenían magia. SECTUR la define como “una serie de atributos simbólicos, leyendas, historia, hechos trascendentes, y cotidianidad emanada por cada una de sus manifestaciones socio-culturales”.

El programa marcó una nueva ruta caracterizada por revalorizar el pasado y generar pequeños puntos de atracción turística en lugar de intentar desarrollar grandes focos turísticos como había sido el modelo anterior durante la segunda mitad del siglo veinte. Cabe mencionar que ambos modelos siguen existiendo a la par hoy en día, uno generando grandes focos que brillan por todo el mundo y el otro haciendo un mar de pequeñas luces que atraen de manera regional.

Hoy en día existen 111 diferentes localidades denominadas como Pueblos Mágicos alrededor de todo el país. El programa ha sido tan exitoso que en 2012 países como Chile, Colombia, El Salvador, Perú, Ecuador y España solicitaron ayuda de la SECTUR para desarrollar sus programas parecidos.

 

#1 Huasca de Ocampo, Hidalgo

El primer lugar en ser denominado Pueblo Mágico en el país fue Huasca de Ocampo en Hidalgo, inauguró el programa en el 2001. Se encuentra a sólo 127 km hacia el noreste de la Ciudad de México, pasando Pachuca. Está rodeado de antiguas haciendas, bosques, presas y formaciones rocosas.

Lo que puedes conocer

Es un pueblo que aún tiene el carácter de un antiguo centro minero. Puedes visitar varias de las haciendas que lo rodeaban y se dedicaban mayormente a la producción de plata. Alexander Von Humboldt en su visita por México visitó los Prismas Basálticos, grandes formaciones rocosas donde pasa un riachuelo que tienes que conocer. Otras cosas que visitar incluyen la presa San Antonio que tiene un gran lugar para acampar o rentar cabañas.

No puedes dejar de probar

Si te gusta la pesca o disfrutar del paisaje natural sin duda este lugar te enamorará. Además todo lo que pesques puede ser cocinado a tu gusto en alguno de los varios restaurantes que tiene el parque. No dejes de probar los cantaritos que pueden llevar o no alcohol, una bebida muy tradicional de los pueblos mágicos.

 

#2 Tepoztlán, Morelos

Tepoztlán también fue agregado a la lista de Pueblos mágicos en el 2001. Sin embargo perdió la distinción durante un año entre 2009 y 2010. Es uno de los Pueblos Mágicos con mayor importancia y renombre del país. Está a sólo 74 km de distancia hacia el sur de la Ciudad de México, en camino a Cuernavaca.

Lo que puedes conocer

Tepoztlán quiere decir “lugar del hacha de cobre”, y se le conoce mayoritariamente por el cerro del Tepozteco y la pirámide que se encuentra en su cúspide. A la sombra del Tepozteco está el pueblo trazado con calles de estilo colonial con pavimento empedrado. Otros lugares a visitar son el Ex-Convento de la Natividad, con su inmenso atrio, capilla y fachada de estilo plateresco que es muy antiguo, pues fue construido durante la segunda mitad del siglo XVI. Justo detrás del ex-convento se encuentra el Museo Carlos Pellicer que contiene piezas arqueológicas de diferentes culturas mesoamericanas que pertenecieron al poeta tabasqueño quien comparte su nombre con el museo.

No puedes dejar de probar

El pueblo se considera un lugar místico y aún se hacen artesanías de papel amate y un antiguo instrumento musical prehispánico llamado teponaxtle. No olvides probar los deliciosos itacates, tamales de manteca, atole, mole de pepita y las famosísimas nieves de sabores exóticos.

 

#3 Valle de Bravo, Estado de México

Valle de Bravo fue uno de los primeros lugares en adquirir la denominación de Pueblo Mágico, la cual recibió en 2005. Desde entonces ha experimentado un fuerte crecimiento en su oferta turística y en el número de turistas que llegan anualmente. Se encuentra a 156 km al suroeste de la Ciudad de México, pasando Toluca.

Lo que puedes conocer

Este Pueblo Mágico se caracteriza por su lago rodeado de un bosque de clima templado. Es un excelente lugar para descansar, aventurarse y practicar múltiples deportes. Puedes recorrer el lago en barcos turísticos, veleros o esquís. Si prefieres verlo desde arriba puedes volar sobre él en paracaídas, planeador o desde el divisadero. Tiene una plaza central con un quiosco clásico bordeado a un lado por la Parroquia de San Francisco de Asís.

No puedes dejar de probar

No te puedes ir sin probar uno de sus platillos tradicionales, la barbacoa, trucha arcoíris y el mole de guajolote son grandes opciones.

 

#4 San Sebastián Bernal, Querétaro

Otro lugar que se declaró Pueblo Mágico en 2005 fue el pueblo de San Sebastián Bernal, en Querétaro. Este pueblo se encuentra a sólo 54 kilómetros de Querétaro y a 216 de la Ciudad de México.

Lo que puedes conocer

Imagina vivir bajo la mirada constante de un gigante de roca. Uno de los monolitos más grandes del mundo es La Peña, con 10 millones de años de antigüedad y 350 metros de altura, es el principal atractivo del pueblo de Bernal. Puedes subir caminando al mirador o escalar y rapelear por sus caras de roca. Además puedes visitar El Castillo, hoy la sede del Palacio Municipal, y pasar a ver el parque, atrio y el altar de la Capilla de las Ánimas, un templo del siglo XVIII. Si aún tienes ganas de ver otro gran edificio religioso, Puedes visitar el Templo de San Sebastián Mártir, construido en su mayoría por indígenas entre 1700 y 1725.

No puedes dejar de probar

Tienes que probar las gorditas martajadas con chile rojo, nopales santos, enchiladas serranas con cecina o su propia interpretación de la barbacoa de borrego, la cual se cocina en un horno cavado en la tierra y se envuelve con pencas de maguey.

 

Los pueblos mágicos son grandes opciones para cualquier persona que busque visitar un destino tranquilo, lleno de historia y con un carácter propio. No te quedes sin visitarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *