Reinventarse o morir: Dilo con emojis de laCDMX

Dicen por ahí que una imagen vale más que mil palabras. Hoy en día, muchas formas de comunicación y expresión privilegian la imagen sobre el texto, e incluso sobre el lenguaje tradicional. Piénsalo: hasta un recuerdo puede llegar a provocar de mejor manera nuestros sentimientos sin necesidad de usar palabras. O no lo pienses tanto: ¿cuántas veces un simple emoji ha salido al quite para rescatar una conversación incómoda, un negocio o hasta una relación?

La frase en cuestión nunca había sido tan cierta como hasta ahora, en pleno 2017, cuando lo único que importa es ser tendencia, hacerse virales y estar “en onda”. El Gobierno de la Ciudad de México lo sabe, por lo que este 16 de junio lanzó el concurso Emoji CDMX con el que busca crear una serie de emoticones únicos que representen lo más simbólico de la ciudad. Así, la CDMX se convertirá en la primera ciudad del mundo en tener sus propios emojis.

Incluso premiará a los ganadores con la cantidad de 30 mil, 15 mil y 10 mil pesos al primero, segundo y tercer lugar, respectivamente, lo que, sin duda, representa una gran oportunidad para creativos, diseñadores e ilustradores pues podrán exponer su talento y, ¿por qué no?, hacer historia en la capital mexicana.

Estos emojis se unirán a la “colección” gráfica de la ciudad, integrada hoy por los clásicos íconos que identifican las estaciones del Metro, Metrobús y tren ligero… íconos que, para muchos, funcionan mejor que los mismos nombres de las estaciones.

Otro caso que comprueba la relevancia que los emojis han cobrado en nuestra realidad social son las actualizaciones de sistema operativo para dispositivos móviles de Apple iOS: antes, para contar con las famosas “caritas” en los teléfonos, debías descargar una aplicación; con el paso de los años, y con el creciente uso de estos elementos, Apple decidió incluirlos en sus dispositivos y establecer ampliaciones periódicas del catálogo.

 

Pero, ¿de dónde vienen los emojis?

Emoji proviene del japonés ´e´ (imagen) y ´moji´ (letra o carácter), término que surgió en 1999 cuando el japonés Shigetaka Kurita creó el primer paquete de emoticones para una empresa nipona de comunicación móvil llamada NTT Docomo. Dicho paquete contenía 179 símbolos inspirados en el manga japonés que se usaron para sustituir palabras en las conversaciones vía texto.

Sin embargo, para algunos la historia es otra: se cuenta también que todo comenzó con la palabra “Shruggie” que en realidad no tiene traducción al español, pero se utiliza para describir el que, para muchos, fue el primer emoticon: (\_(ツ)_/¯), que representa a una persona encogida de hombros en señal de indiferencia.

De cualquier manera, los japoneses encontraron una forma más sencilla de resolver la complejidad de su lenguaje y de acortar los caracteres en sus mensajes, de ahí que muchos de los emojis que conocemos hoy estén relacionados con la cultura oriental.

 

Los emojis y el mundo moderno

Es tanta la importancia de los emojis en el mundo que en 2015 el Diccionario de Oxford nombró a uno de estos símbolos como el estado de ánimo de ese año. Así, la “cara con lágrimas de alegría” se ganó un lugar en la historia del simbolismo digital.

Recientemente, las universidades de Michigan y de Pekín realizaron un estudio que reveló el mismo resultado: este emoji es el favorito. Con el objetivo de crear el Top 20 de los emojis más usados en el mundo, analizaron los mensajes de texto de cuatro millones de personas en Estados Unidos, Brasil, México, Francia, España, Turquía, Argentina, Indonesia, Rusia y Colombia, en donde los galos resultaron ser los únicos que prefieren usar el emoji de “corazón” antes que cualquier otro.

Por su parte, México es parte de la mayoría que prefiere la “cara con lágrimas de alegría”, mientras que el símbolo de “aplausos” es el menos usado en el planeta.

Un dato interesante que arrojó este estudio es que en países como Francia, Hungría o Ucrania existe una baja utilización de emojis negativos, pues aparentemente son países más felices que piensan a futuro. Por el contrario, en lugares como México, Colombia o Chile, las caras tristes o el llanto son más frecuentes.

 

Sí: los emojis tienen nombre

Según Emojipedia, un diccionario virtual especializado en emojis, sí existe un nombre oficial para cada uno de ellos. Por eso nos dimos a la tarea de realizar una lista con los más populares.

 

#1 Changuitos

Hablemos de los famosos “changuitos”. Jeremy Burge, el fundador de Emojipedia, asegura que estos carismáticos primates tienen su origen en un proverbio japonés que dicta: “No ver el mal, no oír el mal, no hablar el mal”. De ahí los tres changos tapándose los ojos, los oídos y la boca.

#2 Ogro japonés

A lo mejor alguna vez te has preguntado por qué el emoji de “diablo” es tan feo. Y es que, en realidad, no es un diablo. Se llama “ogro japonés” y su origen viene de un ritual nipón para recibir el año nuevo, donde se personifica a un ogro que persigue a los niños que no obedecen a sus padres.

#3 Serpiente de carpas

También existe la “Serpiente de carpas” y no es más que una bandera con dos peces que representa la buena suerte en una celebración japonesa del día del niño.

 

 

El emoji, el lenguaje de todos

Actualmente existen más de 300 emojis y seguramente a más de uno le hemos dado un significado diferente al original, tal vez por desconocimiento o porque el simbolismo digital se ha convertido en el lenguaje de todos.

Lo que para el emisor es una cara consternada, para el receptor podría representar una cara de indiferencia. Al final, no importa cómo se llamen o qué signifiquen, sino cómo los usamos.

Los emojis han rebasado fronteras, salieron de Japón para convertirse en el lenguaje universal de la era digital, a pesar de las quejas de quienes prefieren el texto y las palabras bien escritas.

Pero como en todo, es mejor renovarse que morir y encontrarle siempre un uso útil a las nuevas tendencias que crecen cada vez más rápido gracias a las nuevas tecnologías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *