El rock y la buena música están muriendo

La muerte de Chester Bennington, vocalista de Linkin Park, cayó como balde de agua fría, no sólo en sus fans, sino en toda la escena musical, pues fue inesperada y sospechosa.

¿Qué clase de castigo nos están enviando los dioses?, ¿qué hemos hecho para merecer algo así?, ¿por qué los ídolos del rock mundial están muriendo tan pronto, tan jóvenes, tan inesperadamente?

La lista de músicos jóvenes fallecidos, preocupantemente, va en aumento luego de la muerte de Bennington (ojalá ahí se detenga por un tiempo) y si quieres saber en qué momento comenzaron a morirse nuestros ídolos, continúa leyendo, aquí te va la lista.

 

#7 Joey Ramone (2001)

Nació en Nueva York en 1951, fue cofundador de la mítica banda de punk-rock The Ramones. Siempre se caracterizó por su manera de vestir, su inagotable energía en el escenario y su gran voz.

Siempre fue reconocido por su manera de interpretar, pues nunca recibió clases de canto o educación musical, lo que hacía aún más impresionante su talento en el escenario.

Formó algunas otras bandas e incluso intentó una carrera como solista tras la separación de The Ramones, pero hoy en día es recordado por si etapa con esa banda.

Murió en 2001 a los 49 años a causa de un linfoma, mismo que tuvo consigo durante muchos años, mientras escuchaba la canción de U2 “In A Little While”.

 

#6 Johnny Ramone (2004)

Fue el co-fundador, junto con Joey de los Ramones. Nació en 1948 en Nueva York, Estados Unidos, y obtuvo una gran fama y reputación por su peculiar manera de tocar la guitarra.

Usaba un estilo llamado downstroke que consistía en golpear las cuerdas hacia abajo desde la sexta hasta la primera. También trató, ya con fama y éxito, de meterse al estilo inicial de la banda y en 2003 fue incluido en la lista de los mejores 100 guitarristas en la historia de la música.

Finalmente murió en 2004 debido a un cáncer de próstata. La muerte llegó mientras dormía a los 55 años de edad.

 

#5 Syd Barrett (2006)

Cantante, compositor, guitarrista y líder de la exitosa banda de rock Pink Floyd. Tras el éxito de la banda en sus inicios comenzaron los problemas.

Para finales de los 60, Barret ya era adicto a las drogas, principalmente al LCD, lo que ocasionaba problemas en las presentaciones de la banda y por lo que se decidió que dejara de formar parte.

Barret comenzó una breve carrera en solitario que no rindió frutos; tras su fracaso, decidió recluirse en la casa de sus padres y retirarse de la escena musical. Murió en 2006 a los 60 años de edad, debido a un problema renal.

 

#4 Dee Dee Ramone (2010)

Fue el bajista y cofundador de los Ramones. Nació en 1951 y su historia fue un poco más trágica. Al inicio de la banda era bajista y vocalista, pero era incapaz de hacer ambas cosas al mismo tiempo, por lo que decidió centrarse sólo en el bajo.

Compuso algunas de las canciones más exitosas de la banda y se separó de ella en 1989 para incursionar como solista en el hip-hop. Realizó giras mundiales y conciertos espectaculares, sin embargo, las drogas lo mataron.

Siempre fue adicto y una tarde del 2002 fue hallado muerto por su esposa en su apartamento. La autopsia reveló que la causa de la muerte fue una sobredosis de heroína.

 

#3 Gustavo Cerati (2014)

El ídolo del rock en español nació el 11 de agosto de 1959 en Buenos Aires, Argentina. Fundó la exitosa banda de rock Soda Stereo y se convirtió en el referente por excelencia de la música hispanoamericana de los ochenta.

Tras la separación de la banda, Cerati continuó su éxito como solista y produjo cinco álbumes. En 2007 se dio un reencuentro de la banda, pero no fue definitivo y cada uno volvió a sus actividades en solitario.

Desgraciadamente, en 2010, luego de ofrecer un concierto, sufrió un accidente cardiovascular isquémico, mismo que lo dejó en coma durante cuatro años. Finalmente, murió el 4 de septiembre de 2014 en su natal Buenos Aires a los 55 años.

 

#2 Chris Cornell (2017)

Fue guitarrista y vocalista de dos agrupaciones, Soundgarden y Audioslave. En sus inicios le daba prioridad a la batería y según Hit Parade es una de las cuatro mejores voces de la historia del metal y del rock, así como una de las mejores nueve voces de la historia, según la revista Rolling Stone.

Fue pilar del movimiento grunge de los años 90 y su talento lo llevó a ser acreedor de un Grammy.

Su muerte, en mayo de este año, fue intempestiva, pues ocurrió luego de un concierto que ofreció junto a Soundgarden en Detroit. Las investigaciones arrojaron un suicidio como causa la muerte, Cornell se quitó la vida ahorcándose en el baño de su hotel.

 

#1 Chester Bennington (2017)

El último de esta penosa lista ha dado mucho de qué hablar en los últimos días, pues ocurrió apenas el mes pasado.

Chester Bennington fue vocalista de la banda de rock Linkin Park. Nació en 1972 en Estados Unidos y desde los 11 años consumía drogas. En varias ocasiones, Bennington declaró que fue víctima de abuso sexual en su infancia y que la música fue su salvavidas.

A pesar de las críticas y comparaciones, Bennington supo salir a flote con Linkin Park y colocó a la banda en los primeros planos del rock de los 90. Ganaron dos Grammy, vendieron millones de discos y ante la muerte de Chris Cornell se deprimió.

El 20 de julio de este año fue hallado muerto en su casa de Los Ángeles, California, todo indica que también se trató de un suicidio.

 

Estos son algunos de los iconos del rock que nos han dejado cuando creíamos que aún tenían mucho que darle a la música, por drogas, suicidios o enfermedades han logrado ser genios y figuras de principio a fin.

Para ti, ¿cuál nos faltó y cuál te dolió más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *