Top 10 de las cosas que dañan tu cerebro y seguro no sabías

Sin duda alguna, el cerebro es una de las partes más importantes del cuerpo, pues es el origen de todo lo que hacemos, sentimos y pensamos. Es tan importante que, si hay problemas en el cerebro, nuestra vida corre peligro.

Incluso, científicos de la Universidad Pompeu Fabra afirman que el cerebro está activo, aunque nosotros pensemos que está en reposo, cuando dormimos o creemos que no pensamos en nada, el cerebro sigue trabajando.

Es más, en temas sexuales y amorosos, el cerebro tiene mucho que ver… mejor dicho, todo que ver, pues está científicamente comprobado que el enamoramiento surge con químicos en el cerebro y la actividad sexual también tiene efectos cerebrales tanto antes, como después del acto.

En un sentido más coloquial, nuestro cerebro es una máquina perfecta que debemos cuidar y procurar, pues hay cosas que lo dañan, aunque no nos demos cuenta.

Por eso, aquí te decimos qué actividades realizas que están dañando a tu cerebro y podrían tener graves consecuencias.

 

1.- No desayunar

Las madres son muy sabias, siempre nos regañaban por irnos a la escuela sin haber desayunado y aunque seguramente lo hacían por amor, la realidad es que iniciar el día sin desayunar bien sí nos afecta.

Según la Organización Mundial de la Salud, la OMS, las personas que no acostumbran desayunar suelen tener un nivel bajo de azúcar y proteínas, que son nutrientes más que necesarios durante las primeras horas del día, ya que evitan la degeneración del cerebro.

 

2.- Dormir poco

A veces nos quedamos despiertos hasta altas horas de la noche mensajeándonos con nuestro crush o viendo videos de gatitos en Facebook, a pesar de que al otro día debemos levantarnos temprano. Eso daña al cerebro.

Según un estudio del Journal of Neuroscience, el sueño provoca que se reproduzcan las células que participan en la formación de mielina, un material aislante en las proyecciones de las células nerviosas del cerebro y la médula espinal.

 

3.- Taparse la cabeza al dormir

Si leíste el punto dos y decidiste dormir más, no la vayas a regar. No duermas con la cabeza tapada, pues eso también es dañino para el cerebro.

Al taparnos la cabeza durante periodos prolongados, como sucede al dormir, aumenta la concentración de dióxido de carbono (CO2) en el cerebro, por lo que los daños en nuestro organismo son inminentes.

 

4.- No hacer ejercicio regularmente

Sabemos que no a todos se les da eso de ser fitness, pero no necesitas pagar un gimnasio para ejercitarte, basta con caminar o andar en bici para estar en armonía con tu cuerpo.

Al no haber actividad física, la estructura y el funcionamiento de nuestro cerebro se pueden ver afectados, debido a la falta de oxigenación, según un estudio de la revista Neurobiology of Aging.

 

5.- No manejar el estrés

El mundo cada vez está más poblado, hay más autos, más gente, más contaminación. Todo esto, sumado a los problemas personales que cada uno tenemos, generan mucho estrés, pero el no saber manejarlo es contraproducente para el cerebro.

Lo ideal es evitar cualquier situación que te provoque estrés y si es inevitable, aprender a reaccionar de la mejor manera, ya que el estrés provoca que las arterias ubicadas en el cerebro se endurezcan, lo que provoca una disminución en la capacidad cerebral.

 

6.- Forzar el cerebro cuando estás enfermo

Si ya te pegó la gripe, si tienes diarrea o cualquier otra enfermedad, lo ideal es que te des un tiempo para sanar y que no le exijas de más al cerebro. Hay quienes nunca faltan a la escuela o a la oficina, aunque se estén muriendo, pero eso es malo.

A largo plazo, si no se le da descanso al cerebro durante la enfermedad, se puede generar una reducción en la eficacia de este órgano.

 

7.- Consumir mucha azúcar

Todos lo sabemos, el azúcar es malo para la salud, puede generar diabetes y obesidad, pero en el cerebro el exceso de esta sustancia provoca que las proteínas no sean absorbidas correctamente.

A la larga, esto genera que el cerebro no se desarrolle debidamente.

 

8.- Aislarse

Hay muchas personas a las que no se les da eso de socializar y es respetable, pero ser una persona solitaria es contraproducente para el cerebro.

La corteza prefrontal está en la parte del cerebro paralela a los ojos y mientras más amigos tenemos, mientras más interacción generamos con la gente y más sociables somos esa parte crece ayudando al desarrollo correcto del cerebro.

 

9.- No comer adecuadamente

A veces, por el trabajo y las responsabilidades es común que comamos lo primero que encontramos o que, incluso, a veces ni siquiera probemos bocado en todo el día, pero es una de las peores cosas que le podemos hacer a nuestro cerebro.

Si no consumimos las cantidades adecuadas de comida y, además, los alimentos correctos, los genes ligados a la longevidad no se activan, por lo que el cerebro no funciona adecuadamente y a larga nuestra expectativa de vida será menor.

 

10.- Vivir en ambientes contaminados

El cerebro es el órgano que más oxígeno consume, por lo que es necesario que lo que respiremos sea de calidad. Vivimos en una ciudad imposible de limpiar, pero podemos evitar respirar la menor contaminación posible.

Si el cerebro recibe oxígeno contaminado, el suministro del mismo se reduce y con el tiempo puede llegar una deficiencia cerebral.

 

No se trata de crear fatalismos, pero sí de entender la importancia del órgano vital que llevamos en la cabeza todos los días. Al igual que con el corazón y los pulmones, cuidar al cerebro es sinónimo de calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *