Top 5 de los personajes más importantes de la Revolución Mexicana

Este año se conmemora el 107 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, ese hecho histórico alabado por muchos y odiado por otros. Las opiniones al respecto son muchas, los más izquierdistas afirman que fue el inicio de nuestra verdadera independencia, mientras que los opositores descalifican el movimiento por falta de solidez.

Sea como sea, es un tema muy interesante y, por supuesto, de los más importantes en la historia de este país. El 20 de noviembre de 1910 inició este conflicto armado que culminó con la vida de más de un millón de personas y terminó con la promulgación de la Constitución de 1917, que nos rige hasta la fecha.

Hay que recordar que este conflicto inició luego de la dictadura de don Porfirio Díaz, quien llevaba más de 30 años en el país, estaba por terminar. Ante las distintas crisis que vivía México en varios sectores, luego de tantos años de Díaz en el poder, Francisco I. Madero decidió buscar alianzas para que el siguiente mandatario fuera electo por el pueblo.

Ese fue sólo el inicio de nuestra revolución y más allá de si lo fue de verdad, si nos dio democracia o si estábamos mejor con el dictador Díaz, lo cierto es que nos dio grandes historias y personajes para recordar. Aquí te dejamos a las 5 personas más importantes de la Revolución Mexicana.

 

#1 Porfirio Díaz

Nacido el 15 de septiembre de 1830, en Oaxaca, don Porfirio Díaz resaltó de entre el montón desde muy joven. Se integró en la vida militar y fue un cadete muy sobresaliente durante la intervención francesa.

Se convirtió en presidente en 1876, volvió al cargo un año después y hasta 1880, luego, en 1884 se sentó de nuevo en la silla presidencial y no la dejó hasta 1911, cuando Francisco I. Madero lo derrotó en los comicios de ese año.

Durante su mandato, más allá de la dictadura, se vieron cambios importantes en el país, como la implementación de la red ferroviaria que comunicaba a varios puntos del país o la apertura en el sector económico e industrial, así como la inversión del capital privado y extranjero.

Tras ser derrocado en la Revolución Mexicana, se fue exiliado a París, Francia, donde murió el 2 de julio de 1915.

 

#2 Francisco I. Madero

Nació en Parras, Coahuila, el 30 de octubre de 1873 y desde siempre le interesó la agricultura. Realizó sus estudios en esta materia en los Estados Unidos y en Francia estudió administración.

En 1909 creó el Partido Nacional Antireeleccionista que cobró tanta relevancia entre la sociedad que Porfirio Díaz mandó a encarcelarlo. Escapó de prisión, huyó a los Estados Unidos y mediante el Plan de San Luis llamó al pueblo a levantarse en armas e iniciar la revolución.

En 1911 fue electo presidente y en 1913 recibió un golpe militar de parte de Victoriano Huerta, quien lo asesinó el 22 de febrero de ese mismo año.

 

#3 Emiliano Zapata

Nació el 8 de agosto de 1879 en Anenecuilco, Morelos. El apodado “Caudillo del sur” es uno de los máximos símbolos de la Revolución Mexicana, tanto por sus actos, como por su físico, pues representa de fina manera al típico charro mexicano, al campesino trabajador, al hombre de esfuerzos de aquella época.

Bajo el lema “Tierra y libertad” proclamó en 1911 el Plan de Ayala en donde exigió a los dueños de las haciendas que devolvieran las tierras a los campesinos. También desconoció el gobierno de Francisco I. Madero, con quien había luchado años atrás y en 1919 fue traicionado por el coronel Jesús Guajardo.

Esto provocó su asesinato en la entrada de la Hacienda de Chinameca, en Cuautla, Morelos, el 10 de abril de ese mismo año a los 39 años de edad.

 

#4 Franciso Villa

 

¿Quién no ha escuchado el típico “Pancho Villa y sus dos viejas a la orilla”? Sí, machismo puro, pero mexicano de raíz.

Doroteo Arango, nombre real de Pancho Villa, nació en San Juan del Río, Durango, el 5 de junio de 1878. Alrededor del mundo, Francisco Villa compite en fama con los mexicanos más reconocidos debido a su rebeldía contra el sistema.

Lucho junto a Madero durante la revolución para derrocar a Porfirio Díaz, luego, junto a Vensutiano Carranza, luchó contra el traidor de Victoriano Huerta, pero nunca estuvo del lado del gobierno.

Era un militar sumamente extraordinario, inteligente y valiente, eso lo llevó a luchar y vencer a los enemigos de fuerzas oficiales en Zacatecas, hasta llegó a hacer una incursión militar en Columbus, Estados Unidos. Sin embargo, murió asesinado cerca de Parral, Chihuahua, el 20 de julio de 1923.

 

#5 Venustiano Carranza

Nacido en Cuatro Ciénegas, Coahuila, el 29 de diciembre de 1859, Venustiano Carranza fue siempre un hombre íntegro. Luego de derrocar a Victoriano Huerta, junto a Villa, se convirtió en presidente en 1917, año en que promulgó la constitución que actualmente nos rige, y hasta 1920.

Él se encargó de hacer la convocatoria al Congreso que promulgó la constitución, pero murió asesinado en Tlaxcalantongo, Puebla, el 21 de mayo de 1920.

 

El común denominador de estos hombres fue siempre la valentía, las agallas, la corta vida y la lealtad a su país. Verdadera o no, la revolución nos brindó a grandes personajes que seguramente murieron sin saber que dejarían un gran legado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *