Un recuento de los momentos más polémicos de la Selección Mexicana

La Selección Mexicana de fútbol atraviesa uno de sus momentos más polémicos en la historia, pues el director técnico Juan Carlos Osorio no logra convencer a nadie.

Osorio llegó al barco tricolor en 2015 para llevar a buen puerto a nuestra selección. Aunque “el predicador” no era muy conocido en nuestro país, a pesar de su fugaz paso por el Puebla en 2012, su currículum era impresionante, lo que provocó que las críticas disminuyeran a su llegada.

Su trayectoria como técnico inició en el 2001 cuando fue asistente técnico en el Manchester City, luego de una travesía para llegar a ese puesto. Volvió a su país natal en 2006 para dirigir al Millonarios de Bogotá, club al que colocó en los primeros lugares de su liga calificó a la Copa Sudamericana.

De 2007 a 2009 Osorio trabajó en Estados Unidos cuando fue director técnico del Chicago Fire, del 2007 al 2008, y del Red Bull New York, de 2008 a 2009. Al Chicago lo llevó hasta las semifinales de los playoffs y con el equipo neoyorquino consiguió el título de la conferencia del este.

Para el 2010 se contrató con el Once Caldas de Colombia, equipo con el que consiguió su primer palmarés en su país, mismo con el que llegó a una segunda final que perdió.

Para el 2012 llegó al Atlético Nacional de Colombia con el que tuvo su época de oro, pues ese año consiguió una superliga y una copa, una liga, una copa y un torneo finalización en 2013 y una liga más en 2014.

Emigró a Brasil, donde el Sao Paulo fue su siguiente club por dirigir, pero su proceso se vio interrumpido pues aceptó la oferta de la Federación Mexicana de Fútbol para dirigir al tricolor.

Pero, ¿realmente el Tri está tan mal como se dice al frente de Osorio? Para descubrirlo te presentamos los 5 peores momentos de la selección.

 

#1 Los cachirules

En 1989 se jugó el premundial juvenil rumbo al mundial sub-20 en Arabia Saudita. México participó en dicho torneo en donde sin ninguna complicación obtuvo su boleto al mundial de esa categoría.

Pero México hizo un papel vergonzoso, no por su nivel futbolístico, sino por otras razones, pues la Federación Mexicana fue castigada durante dos años sin poder competir en torneos oficiales de la FIFA, por lo que no participó en el mundial de Italia 90. ¿Por qué nos castigaron?

Porque una investigación periodística reveló que ese premundial fue disputado por México con jugadores que rebasaban la edad límite permitida, es decir, por jugar con cachirules.

No sólo se castigó a México en el plano futbolístico, sino también en el administrativo, pues los dirigentes responsables de esta atrocidad fueron suspendidos de por vida y aunque la FEMEXFUT intentó apelar la sanción ante la FIFA, todo fue inútil y en 1990 no tuvimos emoción mundialista.

 

#2 El “Aztecazo”

Enrique “el ojitos” Meza siempre ha sido un hombre honorable dentro del futbol mexicano. Siempre prudente, inteligente y ganador. Gracias a él, México tiene su único título internacional a nivel de clubes, luego de ganar con Pachuca la Copa Sudamericana en 2007

Sin embargo, cuando fue DT de la Selección Mexicana algo falló. Con “el ojitos” al frente, México vivió el famoso “Aztecazo” en 2002 a manos de Costa Rica cuando en un partido eliminatorio para el mundial de Corea-Japón México recibió a los ticos en el mítico estadio Azteca.

Ahí, con goles de Fonseca y Medford, Costa Rica le ganó a México en el Azteca por primera vez con un marcador de 2-1. De hecho, esa victoria, 15 años después, es recordada con orgullo por el pueblo costarricense.

La prensa linchó a meza y más cuando México volvió a perder ante Honduras en San Pedro Sula, hecho que derivó en la sustitución del técnico nacional. Fue entonces cuando Javier Aguirre llegó para enderezar el barco y llevar a México al mundial donde sería eliminado por nuestro acérrimo rival: Estados Unidos.

 

#3 Hugol no pudo

En 2008, luego de años de batallar, atacar, criticar y pedir una oportunidad, Hugo Sánchez ya era entrenador nacional, luego de que Ricardo La Volpe salió del Tri con muy buenos números y una honrosa participación en Alemania 2006.

Hugo no dejó la polémica, siguió haciendo declaraciones ególatras y más cuando en la Copa América de Venezuela, en 2007, México le ganó a Brasil 2-1 con goles de Nery Castillo y Ramón Morales, aunque fue eliminado en semifinales y ganó el tercer lugar frente a Uruguay.

Para 2008, México disputó un torneo preolímpico para definir a los participantes en los Juegos Olímpicos de Beijin 2008. Normalmente, ese grupo de seleccionados es dirigido por otro entrenador distinto al de la selección mayor, sin embargo, desde que fue contratado, Hugo aceptó ser entrenador en ese preolímpico y terminó por cavar su propia tumba.

Tras un torneo desastroso, México se enfrentó a Haití, a quien debía ganarle por más de seis goles. En México todos veíamos viable esa cantidad de goles porque… #Haití.

Pero en el partido, jugadores como Santiago Fernández dieron cátedra de su poco talento para el futbol, a pesar de ser una selección sub-23. México falló más de 10 ocasiones claras de gol, a pesar de la poca resistencia que puso el equipo antillano que terminó fundido físicamente, mientras los mexicanos acabaron quemados socialmente.

Incluso, México se dio el lujo de fallar un penal y al final, el marcado fue México 5-1 Haití, con lo que no le alcanzó al tricolor y se quedó fuera de los Juegos Olímpicos en 2008 dando una imagen desastrosa acerca de su nivel futbolístico y claro, de su entrenador.

 

#4 Un sueco en México

Tras la salida de Hugo en 2008, y luego de distintos entrenadores interinos en el Tri, la FEMEXFUT tuvo la grandiosa idea de contratar al sueco Sven Goran Ericksson para dirigir a México.

No abundaremos en detalles, pues es un episodio doloroso tanto para México, como para el propio entrenador que ya declaró lo terrible que la pasó en nuestro país. Sólo diremos que el idioma la adaptación, el estilo de juego y la presión de la prensa fueron fundamentales para que Eriksson no lograra los objetivos.

Sólo dirigió 13 encuentros, ganó 6, perdió 6 y empató 1. Fue de lo peorcito que le pudo pasar a México.

 

#5 Repechaje y casi sin mundial

El último episodio doloroso para México fue la eliminatoria mundialista rumbo a Brasil 2014, donde José Manuel “Chepo” de la Torre no puedo completar su proceso de cuatro años.

Luego de importantes victorias e incluso de algunos campeonatos y un buen paso en la eliminatoria, las cosas se descompusieron, México entró en zona de no clasificación para el mundial y Chepo fue cesado.

Víctor Manuel Vucetich reemplazó al Chepo… por dos partidos, pues de manera injustificada, la FEMEXFUT despidió al técnico recién llegado, alegando una falta de actitud del plantel. México no pudo calificar de manera directa al mundial de Brasil y se fue al repechaje contra Nueva Zelanda.

Entonces llegó el otro héroe nacional: Miguel “el Piojo” Herrera. La Federación decidió que lo mejor era que Herrera llegara al banquillo, pues en ese momento acaba de hacer campeón al América e incluso Ricardo Peláez, director deportivo de las águilas, fungió como directivo en la Selección.

La historia ya la sabemos, el Piojo se llevó a medio América al repechaje, goleó a Nueva Zelanda, México fue al mundial y el #NoEraPenal se convirtió en leyenda frente a Holanda.

 

¿Y Osorio?

Con todo esto, la única pregunta que surge es la siguiente: ¿realmente es Osorio el peor entrenador que ha tenido México? Y creo que no, Osorio no ha alineado cachirules, no ha tenido derrotas dolorosas en casa, no ha sido eliminado por Haití y no ha puesto en riesgo la clasificación al mundial.

Sí, la peor derrota internacional del Tri fue con él como DT (7-0 frente a Chile) y la segunda peor también (4-1 frente a Alemania), pero el torneo más importante es el mundial y para ese vamos caminando.

No se justifica su bajo rendimiento, ni se justifican las goleadas, pero el problema de Osorio no es tanto de marcadores, sino de rotaciones. Si deja de rotar jugadores con tanta frecuencia y en puestos que no son los suyos, su sistema podría funcionar y entonces México no perdería en momentos decisivos.

 

Es preocupante, pues el mundial está a la vuelta de la esquina. Lo más seguro es que el colombiano vaya como DT nacional a Rusia 2018, así que tenemos de dos: seguir de malinchistas atacando a la selección o brindarle todo el apoyo con la esperanza de que cambie su sistema y juguemos mejor.

Total, cada cuatro años es lo mismo, nos ilusionan, les creemos, nos defraudan y volvemos a ilusionarnos. Ah, cada seis años también pasa, pero no precisamente en el futbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *